Home | English | Preguntas Frecuentes | Mapa del Sitio

Noticias y actividades
Los riesgos en los mercados financieros e inmobiliarios y los grandes desequilibrios en el comercio de mercancías y servicios implican una mayor incertidumbre y la perspectiva de una menor expansión económica y comercial en 2007, según los economistas de la OMC. "La conclusión satisfactoria de la Ronda de Doha podría impulsar el crecimiento y reducir la pobreza considerablemente," dijo el Director General, Pascal Lamy. "Un acuerdo también proporcionaría normas comerciales más pertinentes, lo que contribuiría a crear una base más estable y más firme para el dinámico mercado mundial actual." 5/31/2007
Se perfilan riesgos tras los buenos resultados comerciales de 2006, informa la OMC
Enviar por emailEnviar por email Imprimir esta páginaImprimir esta página
Compartir esta página
EL COMERCIO MUNDIAL EN 2006 Y PERSPECTIVAS PARA 2007
En su evaluación preliminar del comercio en 2006 y de las perspectivas para el año en curso, los economistas señalan que los expertos están de acuerdo en que el crecimiento de la economía mundial, estimado en un 3 por ciento en 2007, podría hacer que la expansión del comercio de mercancías se desacelerara del 8 por ciento, registrado en 2006, a alrededor del 6 por ciento.



En 2006, la economía y el comercio mundiales experimentaron un pujante crecimiento; la tasa de aumento del comercio de mercancías (8 por ciento) se situó en segundo lugar entre las registradas desde el año 2000. El aumento del producto interno bruto (PIB), un indicador del tamaño de la economía, fue más firme de lo previsto en Europa y el Japón. Las economías de China y la India siguieron creciendo a un ritmo sin precedentes.



El comercio de los países menos adelantados, estimulado por la subida de los precios del petróleo y de otros productos básicos, aumentó alrededor de un 30 por ciento. La participación de este grupo y la de los países en desarrollo en conjunto en el comercio mundial de mercancías llegó a niveles nunca alcanzados hasta entonces. Y en 2006, el temor de un retroceso en el sector de los textiles y el vestido ante la competencia de China resultó ser infundado para algunos de los pequeños proveedores.



"Los sólidos resultados de 2006, en particular los avances logrados por los países en desarrollo y menos adelantados, son muy alentadores" dijo el Director General de la OMC, Pascal Lamy, "pero ahora es necesario consolidar esos logros. Las incertidumbres del futuro son para nosotros una advertencia, porque no debemos perder de vista la necesidad de seguir reformando la economía mundial".



"Lo mejor que puede hacer la OMC para contribuir a ese objetivo es seguir fortaleciendo el sistema comercial multilateral. Uno de los logros no debidamente reconocidos del sistema es su efecto estabilizador en el comercio y la economía mundiales. La Ronda de Doha, de tener éxito, encierra un gran potencial para estimular el crecimiento y aliviar la pobreza. Pero un acuerdo también conduciría a la adopción de normas y disciplinas comerciales que fueran más pertinentes y que contribuirían a establecer cimientos más estables y firmes para el dinámico mercado mundial de la actualidad."